viernes, 20 de junio de 2008

GOBIERNO DE FACTO

Desde que Chávez se instaura en la presidencia de la republica, su ambición por el poder se incremento de manera sobrenatural, a tal punto de llevar al pueblo a votar en un referéndum constitucional. La nueva carta magna, traería poder para el pueblo y accesibilidad en los recursos económicos, distribuidos de manera igualitaria. Al menos en teoría eso funcionaria, pero desde el año 2001 Chávez decidió expandir sus horizontes para latitudes caribeñas. Desde que Chávez se reunió por vez primera, con el convaleciente y sanguinario dictador Fidel Castro, los Venezolanos se dieron cuenta de quien era el carroñero, que se disfraza de corderito manso. No solamente las juntitas con Fidel Castro han puesto los puntos sobre la ies. Es un hecho público y notorio, el día en que Saddam Hussein y Chávez, manejaban un lujoso mercedes. Mientras que para el pueblo Iraki era otra raya para el tigre, los Venezolanos quedaron estupefactos al ver que en sus platos faltaba la comida y su presidente, manejaba los vehículos más lujosos. Chávez no solamente se limito a codearse con quienes son considerados por la humanidad, como los seres mas detestables, Chávez, implanto un sistema denominado Revolución Bolivariana, la cual, es inspirada por doctrinas de militaristas con ideologías de izquierdas. Todas esas doctrinas de izquierda, que donde quiera que se implanten, siempre terminan en fracaso, porque van en contra de la naturaleza humana. Dentro de esa revolución Bolivariana se consagra el derecho a la expropiación. Personas que teniendo su empleo con un quince y ultimo, pasaron de la noche a la mañana a ser desempleados, sin derecho a protestar ante los entes públicos, ya que estos entes públicos, son manipulados por el mismo tipo que ordeno la expropiación de donde trabajaban.

El proyecto expansionista de una América unida en una sola nación, es un punto fundamental dentro del proceso de la Revolución Bolivariana. Miles de millones de dólares (dinero del imperio) se han ido a los bolsillos de diferentes mandatarios sureños, con el fin de mantenerlos en el poder, y lograr establecer sus ideales revolucionarios en los paises que ha cambio de maletinazos llenos de dólares se han vendido a cambio de nada. Toda esta unión suramericana tienen como fin único, el de crear una republica tal, que logre defenderse de los sicarios diplomáticos de Estados Unidos. Teniendo de aliados a quienes desde el medio oriente han proyectado el terrorismo internacional, y ha quienes desde Suramérica han proyectado la narcoguerrilla.

Aunque hay Venezolanos que siempre están comprometidos con la democracia. Son una inmensa mayoría a quienes cada vez, se les suman más y más personas, cargadas de ánimos patrióticos, con el fin de restaurar la democracia Venezolana. Pero el odio de Chávez, al sentir amenazada su Revolución Bolivariana, es tan descomunal, que llega hasta el punto, de masacrar vilmente a quienes defiendan la democracia. Pero estos Venezolanos, que no venden sus conciencias, son quienes están dispuestos a salir a la calle y a defender el la democracia, con lo que tengan en las manos, pero de manera pacífica, ya que nunca se atreverían a rebajarse al nivel de los tarifados del gobierno. Entre este grupo mayoritario de Venezolanos, se pueden destacar a los partidos políticos, ya que sin la pluralidad, no existe libertad. Sindicatos, gremios y federaciones de profesionales, quienes velan por los derechos de los trabajadores. Y sociedad civil en general, solo son hombres y mujeres que quieren un futuro mejor para ellos y sus hijos, y es dentro de este grupo de ciudadanos comunes y corrientes, en los que se encuentran los ESTUDIANTES, quienes con su energía y vigor, demostraron al pueblo Venezolano y a el mundo entero, una lección de valentía y de heroísmo en la lucha por la libertad. Los estudiantes, dándose cuenta de que son el futuro de la nación, decidieron tomar la responsabilidad y hacerse sentir. De este modo, y a raíz del cierre de la señal libre y gratuita del canal de televisión Radio Caracas Televisión, los estudiantes se dieron a conocer. Pero no sería, sino hasta el momento en el que Chávez anuncio su diabólico mamotrecho de proyecto de reforma constitucional, la cual era en si INSCONTITUCIONAL. Desde ese momento los estudiantes asumieron que son el futuro directo de la nación. Asumiendo su responsabilidad como generación de relevo, dieron la batalla por la libertad, desde las calles, tal como lo hicieron los antiguos próceres de la independencia, o como lo hicieron los estudiantes Venezolanos por el año de 1928, liderizados por quien es considerado el padre de la democracia venezolana, Rómulo Betancourt. Los estudiantes de la generación del siglo 21, no salieron con armas entre sus manos, salieron con símbolos de paz, tal como sus predecesores de 1968. Y es por eso, que el objetivo de ambas brechas generacionales fue cumplido. El de 1968 era construir la democracia en Venezuela, y el del siglo 21 era mantenerla, dándole un rotundo NO al proyecto de reforma constitucional, el cual lejos de favorecer a pueblo, favorecía al gobernante nacional.

Así pues, se puede afirmar que el actual gobierno, es un gobierno de FACTO, que ha llevado a la población a una catástrofe económica. Teniendo como bases, doctrinas militaristas con ideologías socialcomunistas. Pero muy bien lo dice la constitución de nuestra republica en sus artículos 333 y 350, los cuales indican, que si alguien intenta transgredir el derecho de la democracia, los Venezolanos, están en la obligación a restaurar la democracia en Venezuela, usando cualquier método que crean necesario. Así que, la permanencia del gobierno, dependerá de los propios Venezolanos.

1 comentario:

VENEZUELA EN LIBERTAD dijo...

Perfecta descripción de lo que está pasando en nuestra Venezuela por mucho que los rojitos se la quieran adjudicar y entreguen armas a los civiles comandos bolivarianos para preparar el autogolpe el 24 de noviembre.
Con tu permiso y mencionando la procedencia voy a linkar este articulo en mi blog VENEZUELA EN LIBERTAD http://xado.blogspot.com

EUL

EUL
"Mucho hemos hecho, pero mas es lo que nos queda por hacer" Libertador Simón Bolívar